¿Qué son los exoesqueletos robóticos o mecánicos?

Exo… ¿qué? esa es la respuesta más habitual al oír a la palabra exoesqueleto, pero no te preocupes porque estamos aquí para resolverlo. Aunque habitualmente el concepto está relacionado con la fisiología de los animales, hoy vamos hablar de los exoesqueletos mecánicos. Estos artilugios tecnológicos que (parece) van a mejorar las capacidades del cuerpo humano, ¿lo vemos?

¿Qué es un exoesqueleto?

Los exoesqueletos mecánicos o robóticos son estructuras externas que recubren al cuerpo humano y que tienen la función de  ayudar a realizar determinadas acciones. Existen muchos modelos y empresas que han desarrollado diseños muy dispares, cada uno con su funcionalidad específica.

Pero… ¿cómo funcionan? Pues bien, estos exoesqueletos o exotrajes cuentan con una serie de sensores biométricos que son capaces de detectar las señales nerviosas que el cerebro envía a los músculos para moverlos, en este momento la tecnología activa el exoesqueleto para que se mueva a la vez que el cuerpo humano y así reducir el impacto físico.

A continuación vemos una imagen de ejemplo de un exoesqueleto mecánico.

que son exoesqueletos

Tipos de exoesqueletos

Y como toda tecnología, ésta también tiene una gran variedad de aplicaciones así que vamos a ellos y empecemos con las tipologías de exoesqueletos.

Exoesqueletos militares

Hace un tiempo ya vimos las aplicaciones de la robótica en el ámbito militar con los robots militares de combate, pero ahora es momento de analizar la aplicación de la tecnología en el propio ser humano. Estos exoesqueletos para soldados son unas estructuras con motores hidráulicos que ayudan a los militares a moverse y sobretodo a aguantar o levantar cantidades de peso elevadas.

Éstos pueden dar soporte tanto al tren superior, inferior como a cuerpo completo. Son armazones mecánicos que sin lugar a dudas aumentan las capacidades físicas de los seres humanos.

Exoesqueletos industriales

Los exoesqueletos aplicados a la industria son otra de la opciones que ofrece esta tecnología, y dirás: ¿cómo? Pues sí, se han desarrollado exoesqueletos para trabajadores de fábricas y cadenas de montaje en las que se requiere usar la fuerza física de forma continuada. De igual forma que veíamos las ventajas en la aplicación militar, en este caso los exotrajes son de gran ayuda y reducen el impacto en la salud de los seres humanos, al verdad que un gran avance para la industria.

Veamos un vídeo de nuestros amigos de Xataka en el que hablan de la aplicación de los exoesqueletos en una cadena de montaje de coches.

Exoesqueletos para personas con discapacidad

Y la aplicación que más nos gusta en Robotesfera es la que ayuda a personas que tienen una discapacidad física. Es genial como estos exoesqueletos robóticos son capaces conectar con el cerebro humano y ejercer los movimientos que el propio ser humano le indica.

Aunque aun estamos en una fase inicial de está aplicación y el camino no será fácil, da un soplo de esperanza para aquellos que tienen dificultades para poder moverse.

Fijaos este vídeo en el que un hombre con tetraplegia es capaz de andar con un exoesqueleto.

Precio de un exoesqueleto

Una de las dudas que se nos plantean tras haber indagado sobre esta tecnología es el principal escollo para hacerse con uno, bueno, imaginamos que no estás pensando en comprar un exoesqueleto de combate militar pero nunca se sabe. Tras recabar información sobre el tema, hemos encontrado precios de exoesqueletos muy dispares, desde los 80.000€ – 100.000€ hasta algún proyecto que quiere reducir los costes a los 10.000€.

Obviamente es una tecnología en una fase inicial y en desarrollo, por lo que los precios no serán asequibles hasta que haya una gran demanda y puede ser producida en cadena.

Y hasta aquí el artículo de hoy en el que hemos hablado de los exoesqueletos humanos para distintas aplicaciones. Esperamos que haya sido de ayuda para aclarar dudas y que hayáis aprendido alguna cosa nueva.