Robots militares de combate

robots militares de combate

Los ejércitos de todo el mundo están incorporando tecnología puntera para proteger la vida de sus soldados y conseguir mayor éxito en sus misiones bélicas, por ello apuestan por los robots militares.

Estos sistemas, también denominados robots de combate, ya son una realidad, aunque en los próximos años se adivinan multitud de novedades. Ayudan a las labores de los ejércitos en buena medida, pero también existe un temor a que llegue un día que sean autónomos. Fuentes de varios ejércitos dicen que para que sean totalmente autónomos faltan todavía algunas décadas y, para valorarlo, vamos a ver algunos de los principales modelos de robots de guerra existentes en la actualidad.

Strelok: el robot de los cuerpos especiales

Este robot es básicamente una ametralladora que se instala en un chasis de gusano. Lo curioso es que sirve de manera altamente efectiva a los cuerpos especiales de operaciones rusos ya que se beneficia de unas reducidas dimensiones y peso. Lo utilizan, desde para el asalto de edificios en zonas urbanas hasta para la protección de la vida de muchos soldados.

El aparato no hace prácticamente ruido y avanza a unos 4 km/h, pero sube escaleras y es de lo más práctico. Aún así, el ejército ruso sigue desarrollando dicho modelo.

Plataforma-M soldado universal

Este modelo es un robot militar que lleva la última tecnología y que ha sido creado para combatir sin retirarse cuando se entra en contacto directo con tropas enemigas. Se buscaba en él que sea polivalente, pues puede actuar como explorador, patrullero o para defender objetivos a nivel estratégico.

De igual manera también es válido cuando se trata de dar fuego de apoyo. Puede fijar objetivos sin que participe el ser humano. Su capacidad armamentística es importante, pues va armado con lanzagranadas y varias ametralladoras.

Volk-2: ante todo, potencia

Un robot de combate que cuenta con unas funciones que tiene la Plataforma-M de la que hemos hablado anteriormente, pero llega a contar con más potencia, pues su peso aumenta hasta la tonelada.

Su chasis está ubicado sobre una oruga todoterreno, por lo que va por el campo sin que se altere la velocidad. Este aparato se dirige por control remoto a una distancia de hasta 5 kilómetros.

Viene equipado con ametralladoras Kaláshnikov de tamaño medio y también con las de mayor calibre Kord y Utes. Este robot puede llegar a disparar a 35 km/h con independencia del clima y la hora del día en que se encuentre.

Destaca por tener una alta precisión, algo que garantiza un visor de temperatura, telémetro con láser y un útil estabilizador para el medio acuático. Todo está protegido por un blindaje especial que hace de él un modelo casi indestructible.

Spot

Un robot desarrollado por una de las compañías más punteras del sector, Boston Dynamics, que significa la evolución de algunos de sus modelos anteriores como el BigDog. Este modelo presenta mejoras en cuanto a sigilo, pesa unos 70 kg y funciona con motores hidráulicos que le permiten desplazarse de forma asombrosa por todo tipo de terrenos.

En el siguiente vídeo se puede apreciar la espectacularidad de movimiento y el potencial que tiene en misiones bélicas.

BEAR

El Battlefield Extraction-Assist Robot fue diseñado para rescatar a soldados heridos en combate. Es capaz de desplazarse por muchos tipos de terrenos, abrir puertas e incluso subir escaleras mientras es controlado de forma remota. Puede levantar hasta 230 Kg de peso, por lo que es muy útil para el rescate de tropas.

Este robot ha sido desarrollado por Vecna.

Sand Flea

El Sand Flea de los norteamericanos Boston Dynamics únicamente pesa cinco kilos, pero llega a saltar hasta 9 metros de altura y consigue aterrizar sobre la azotea de un edificio o saltar con extrema precisión sobre una ventana. Todo ello es capaz de captarlo con la gran cámara HD que lleva. Ideal para la ocupación de puestos enemigos y el espionaje a larga distancia.

MAARS

Este sistema de combate llamado MAARS (Modular Advanced Armed Robotic System) tiene la función de proteger y dar apoyo a las tropas de tierra, con la capacidad de mantenerse operativo entre 3 y 12 horas y con un movimiento que alcanza los 11 km/h. Además de todo esto, dispone de 7 cámaras de visión para efectuar movimientos y controlar el entorno de combate.

Incorpora un ametralladora en la parte superior y es capaz de arrastrar un peso considerable (como el de una persona).

Todo Terrenos autónomos

El gobierno norteamericano ha desarrollado un vehículo de combate combinado con ametralladoras que funciona de forma totalmente autónoma. Estos todoterrenos de combate son capaces de desplazarse por el campo de batalla sin necesidad de personal que controle el vehículo, aunque quieren aclarar que no disparará solo. Siempre habrá personal humano controlando las decisiones que tome.

Sin duda, un gran avance para el combate.

Los robots militares, un avance imparable

Si en 2003 el ejército estadounidense tenía 500 robots no tripulados, actualmente tienen 11.000 drones y 12.000 robots terrestres en todo el planeta. Pero las cifras para el futuro son aún más espectaculares, si en 2011 uno de cada 50 soldados era un robot, para 2023 se estima que habrá diez robots por soldado humano en el ejército norteamericano. Unas inversiones altísimas, que compensan por el gran servicio militar que realizan.

¿Hasta dónde creéis que llegará la tecnología?

Información
Robots militares de combate
Nombre del artículo
Robots militares de combate
Descripción
Análisis de algunos de los robots militares de combate más peligrosos.
Autor
Publisher Name
Robotesfera
Robots militares de combate
5 (100%) 3 votes
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *